martes, 16 de marzo de 2010

La Mujer

¿Qué ser estraño es ese que evocamos cuando decimor 'mujer'?
¿De qué conjunto de seres formo parte?

No es mentira ni desconocido que el término 'mujer' es más frecuentemente usado para describir un rol de identidad social: Baste ver la diversidad de 'maneras-de-ser-femeninas' a lo largo y ancho del mundo para comprender que es una realidad histórica que ha estado -y está- sujeta a cambios.

¿Por qué la reflexión?
Pues bien, así como puedo afirmar que el ser-mujer es un constructo cultural, puedo sostener que este tiende generalmente a adoptar una postura de sumisión, en una primera instancia, determinada por la diferencia constatable de fuerza y aptitud física.
Hay que aceptarlo, nosotras mujeres somos en general más lentas y débiles que los hombres.
Pero bueno...¿Eso qué representa en la vida moderna, en México?
Existen pocos empleos que dependen de tener una fuerza bruta increíble -y aún en esos, una mujer, digamos del tipo de Soraya Jiménez, podrían tener un desempeño más que aceptable- o una velocidad superior (si alguien me menciona alguno que no implique deporte, tiene una estrellita en la frente)... Mi punto es que en realidad somos más iguales de lo que se admite en el contexto social.
¿Descubrí el hilo negro? No, definitivamente sólo estoy mencionando hechos que saltan a la vista, para aquel que sew detenga un poco a observar.

Y ahora, la pregunta del millón: ¿Cómo tomar estos datos aplastantes de la realidad y construir con ellos una plataforma educativa que revolucione los roles establecidos? Caray, de verdad me gustaría tener respuesta.