martes, 26 de febrero de 2008

Como capitulo de "El Nombre de la Rosa"

Hay uno que se titula algo así como:

Si tuviera que describir todo lo que aconteció, el título sería más largo que el capítulo, que va en contra de lo que se estila.
Disculpe ud. lector fan de Umberto Eco si mi paráfrasis le ofende.

Whatever, como iba diciendo han sido días de muchos stress.
Se me cae el pelo a montones, me salió una bola en la oreja, me hice otro hoyo en la idem, perdí un libro, presenté mi examen, aposte comer huevos crudos si no hay una letra "A" junto al 135931 de las listas, compré mota para fumar en los dínamos el viernes... Ah! y
me terminaron de nuevo el viernes pasado, un día antes de mi examen. Gachamente puedo decir. Después de como 45min de silencio incómodo y de notar que traía unos horribles lentes de contacto que hacían ver sus ojos diabólicamente extraños...
Mi amiga la chica vegetariana dice que fue un rotundo 3-0 a mi dignidad. He aquí los golazos: (parafraseados por mi, obviamente, ya que mi memoria es muy selectiva y se empeña en eludir el bulto)


1 - 0 : Que es lo que no entiendes? (Leáse entre líneas: osea, no seas idiota si esta bien claro!)

2 - 0 : No pensé que lo tomaras así (referencia: una semana después de terminarme me busco y dijo "perdon" y yo asumí lo normal en un caso así, cuando le recordé el dato me respondió lo anterior)

3 - 0 : Ah, sí, lo siento, no debí, fue un error (Auch! eso fué un golpe bajo, dolió. Sobre todo porque me encanta que cambie de opinión y me deje esperando cosas que "no debieron ser")

Y ahí me quedé con la cabeza hecha una licuarora y el pecho hecho trizas. Va

Pero después...
Analizándolo bien, he aquí una explicación razonable al porqué sucumbí tan fuertemente y adopté actitudes tan -francamente- patéticas:

Después de la primera vez que te mandan a volar, uno comienza un "proceso de duelo" como llaman al hecho de que la relación ya fué y

game over

Hay varios pasos que se suceden hasta llegar a la ACEPTACIÓN

NEGACIÓN: Oh sí! Ya se disculpó, todo volverá a ser miel sobre hojuelas (o al menos como antes) - - - - - > Ajá, ilusa. Te saldrán raíces esperando una llamada y te secarás buscando señales de vida.

Una señal esporádica y fugaz de vida desató la siguiente etapa:

IRA: Oh que la chingada! si no quería regresar, que se deje de juegos, que me hable y me mande al diablo de una vez, que no me tenga como idiota esperando algún contacto de su parte... es más si no se apura, yo misma voy y le digo, aunque pensándolo mejor... Por qué chingados voy a desgastarme mendigando unas horas de su tiempo? Ni madres (al final SI lo hice. Arrastrada, Y?) - - - - -> JA! y tu nieve chiquita? Nunca seré de aquellas personas que dedican cobardemente una rola ardida, por más que pretenda que lo haré... Me gustaq hablar de frente

Me hallaba yo al final de esta etapa cuando decidí comenzar a pedir un par de horas de su ocupadísima agenda para dejar las cosas claras, Aquí se jodió la cosa, ya que vine a dar al traste con mi etapa de:

NEGOCIACIÓN: A lo mejor se arreglan las cosas para bien, a lo mejor demasiado bien... Si no hay por qué dejar ir algo a lo que aún le puede quedar mucho - - - - - > Gracias a este pensamiento facilote y vacío de dignidad, la goliza descrita anteriormente. Chale me sentí bieeeen arrastrada. Juro por mi dignidad que no lo vuelvo a hacer.

y me encuentro querido lector que al día de hoy estoy terminando con este post mi SEGUNDA ETAPA DE IRA que en realidad ya es más un "ya qué, estuve estúpida, pero ni modo"

La vida sigue y después de un beso de despedida no queda un sabor tan amargo. Al menos.

1 comentario:

Pao dijo...

Buscaba una ayuda para un trabajo de la facultad y caí por acá. Escrito de otra forma (soy argentina) coincido con tus etapas a la hora del duelo. Yo nunca las cumplí pero...hubieran sido útiles