domingo, 28 de junio de 2009

Radiante

Ay bueno, que más puedo decir...
Puedo agregar que el día de la muerte de Michael Jackson ha sido uno de los más mmm
no hay palabras...
Realmente genial.
No sólo el verla, también la serie de casualidades que nos envolvieron después.
Me en encanta y odio no saber que pasará...
Paciencia, supongo.
Me despido pequeño blogsito e inexistentes lectores.

1 comentario:

Ego dijo...

Yo sí existo... ¿o no?