jueves, 30 de abril de 2009

Fotos del pánico causado por la influenza

Prosigo con la narración y un pseudo fotorreportaje de la influenza y los efectos en la neurótica y psicótica población mexicana, regresando de casa del de la panza vandalizada, además de contar más de 270 personas con tapabocas pude encontrarvaliosos registros gráicos:


Negocios con letreros como este:


Gente entrando y saliendo de una farmacia:

Gente caminando por la calle:


Y como comercial de coca-cola:
Para los que andan en auto:



Para los que andan en bicicleta:

La gripe es para todos

El cubrebocas blinda más que un casco, el pavimento a este tipo se la pela:

Familia ranchera protegida:

La gripe porcina es democrática: Tanto las señoras camioneta


Como los piojosos pasajeros del microbús -desde el que tomé esta foto- estamos amenazados

miércoles, 29 de abril de 2009

Contemplen a mi hermoso sobrino y escuchen a su madre cuervo

video

Mariana, querido lector, no soy yo, sino mi otra hermana. Lo cual me deja olímpicamente hecha a un lado, al menos en lo que a este video se refiere. No hubo besito para mí =(
Buh!

domingo, 26 de abril de 2009

Que Queeee?! Crónica de tres muchachos y una Lencha contra la influencia de la influenza

Pues bien querido lector, heme aquí de nuevo.
Sucede que en estos últimos días había yo estado muy atareada y quejándome.
Hasta que por fin, decidí dejar fluir las cosas y aceptar que, si no había tiempo para hacer para hacer tarea y dormir, lo primero es dormir (pues de otro modo no puedo hacer tarea).
Cuando me había resignado a volver al esquema de priorización de labores académicas (leáse exámenes y controles de lectura-derecho a examen primero, y todo lo demás después) resulta que todo iba bien. Casi había acabado, y si no, la verdad no importaba tanto. Además la última hora de clase sería película. La primera sólo requería de mi presencia y la segunda sólo una definición -eclecticismo- afortunadamente ya conocida por mí, además de ya estar debidamente googleada.
Después de un fallido intento de desayuno -avena de sabor con leche cortada- decidí irme. Lo que hacía ese día uno particularmente feliz, de entusiasmo y ánimo era que estaba yo estrenando mi telefonito hermoso y útil, y en el que cargué la información que tenía que leer para mis clases, además de musiquita.Así bajé en metro CU, con los audífonos.no.oigo.ni.madre.del.exterior sellando mis oídos. Pasé deprisa el torniquete, se hacía tarde -más de lo habitual- y eso amenazaba mi día perfecto.Un bisquet para el camino? No, mejor jugo de fruta fresco, es revitalizante y desintoxicante =)a punto de bajar las escaleras un tipo mi mira y mueve los labios.
Obvio no ecuché que dijo, así que me quité un audífono:Compañera, regrésese que no va a haber clase - en seguida pensé: pinche porro/sindicalizado que quiere sustraerme de mis actividades académicas. Después empezó a decir algo de un virus y que por sanidad se habían suspendido clase. Ya parecía un choro más refinado, no tan creíble viniendo de un porro/sindicalizado. Comencé a dudar. Sin embargo bajé las escaleras con el ademán de sacar el teléfono celular para hacer una importante llamada confirmatoria.
No había empezado a tomar mi jugo comprado a unos pasos de as escaleras, cuando empecé a oír una voz en megáfono. No se alcanzaba a escuchar que decía. Proseguí mi camino hacia el pumita -soy una huevona, floja, bolsa, fumadora.sin condición.física, etc.- para transportarme a mi cercana facultad. La voz provenía de un hombre con chaleco naranja y decía algo así como: Hay cerco sanitario, no hay servicio de puma bus, regrésense a sus casas, se suspendieron las clases hasta nuevo aviso Ooooobvio me arrepentí de no creerle al pobre hombre del metro. Sin embargo quise ir a la facultad a ver quién podía explicarme algo -quizá mi tutora de beca, ella que lo sabe todo- y quizá encontrar amigos para realizar plan alterno.No llegué a la fac cuando encontré a un par de mis amigos diciendo que no había nadie en ella, estaba desierta. Quizá sólo el hombre.súper.rápido de la tiendita. También topamos con un tipo, al parecer albañil, que nos dijo -en tono ñerísimo- psss es que es la influienciiiiaaaa -sin commentarios.De regreso yo sólo recuerdo estar muy feliz -aún con el metro medio atascadón- de no haberme desvelado por terminar mi tarea (mi teoría de que sólo necesitaba relajarme y dormir para que todo saliera bien había funcionado!).Fui al CDOM a ver competencias. Me enseñaron a jugar MI celular (?!?) y sus juegos raros.Le hablé a la innombrable personita que olvida mis cumpleaños para pagar mi deuda de una cerveza, con la condición que fuera en la fiesta de apertura -a cortina medio cerrada, irónicamente) del local de hot dogs y hambuerguesas de unos amigos, cerca del E. azteca y muuuuy lejos de CDOM y satélite - los que entiendo, son rumbos del trabajo del personaje mencionado-.Pasé a casa por cosas -cargador de telefonito nuevo y a dejar la lap- y a reponer mi chaleco azul olvidado en CDOM por prenda similar. Hablé para saber a dónde moverme. Me dijeron que habría que hacer cambios al plan por la situación sanitaria. Ya no se haría nada en el local, sería en casa de Rafa y sólo entre cuates. Nos planteamos el problema sanitario como algo serio.Y cuál ha sido nuestra universitaria y conciente reacción? Pues vacunarnos y desinfectarnos por dentro, ingiriendo cuanto alcohol pudiéramos.Llegué después de mil y un vueltas a casa de este amigo, Rafa -uno de los socios del mencionado local/cafetería- Ya se habían chupado una de ron. Empezamos a beber y comentar la situación. Otro amigo cayó dormido, lo vandalizamos impunemente-creo se salvaron fotos de ello. Después despertó, se quejó y seguimos el proceso de desinfección. Luego, fruto de esto último, mal copeamos un rato y lloramos compartiendo momentos de dolor. A lo largo de las 24hrs que pasamos en casa de Rafa, gente se fue y gente llegó. Hubo momentos de sobriedad, hambre y pobreza. Por la mañana, su amable madre nos dejó desayuno antes de ir a trabajar. Lo devoramos. Para la tarde compramos huevos y tortillas -ad hoc con la plática de pobreza y crisis- Para la noche emigramos a casa del amigo vandalizado, no sin antes jugar a quién mantenía más tiempo el equilibrio sobre una piedra inmersa en un charco putrefacto. Lástima que mi sudadera terminó cayendo en él =(
Destacable la hermana la Hermana de Rafa y su novio, ambos darks. Me descubrí darketa de clóset y fan de lo gótico, sobretodo música.
Quizá aún mejor que el rollo dark-gótico fue cómo nos reconfortamos a cada momento, en especial después de cada nota informativa respecto al virus y en los momentos de mal copeo. Hubo a la vez, mucho humor (Tlalpan, las muchachas, chocoaventuras, cachondeo y albures).
Me vandalizaron con pasta de dientes de canela por caer honestamente rendida y con el pendiente de un compromiso dominical ¡Ya era domingo! Habíamos empezado el fin de semana en Jueves, pues con motivo de la OFUNAM en la fac nos volamos las clases y fuimos a chupar al espacio escultórico. Ahí descubrí el corriente pero delicioso cautivador, de $30 litro, sabor estilo malibú, pero corriente. Después lo ya contado.
Seguiremos informando



-----UPDATE--------
FOTOS DE LA PANZA VANDALIZADA:


EN ESTA, APOCO NO SE PARECE AL MALO DE STAR WARS EP. I, DARTH MAUL?